lunes, 23 de abril de 2007

Aporte para la Asamblea Constituyente Ecuador 2008


El pueblo hace la noticia

No sólo los medios de comunicación dan información. Hoy la tecnología es una herramienta accesible para cualquier persona que quiera expresar su pensamiento. La Constituyente de la boca del pueblo a las urnas.

El tema de la Asamblea Nacional Constituyente en Ecuador se barajó desde la primera ronda electoral en el 2006. El entonces candidato presidencial Rafael Correa utilizó la propuesta de llevar al pueblo a las urnas para cambiar la Constitución ecuatoriana como lema emblemático de su campaña política.

Desde entonces hemos estado saturados de leyendas políticas, los medios han copado sus informativos de entrevistados a expertos en derecho, miembros del tribunal, diputados y posibles asambleístas.
Hasta se han creado programas específicos en televisión, radio y prensa escrita que buscan educar a la ciudadanía para votar con conciencia. Seguramente habrá algún resultado después del 15 de abril de 2007. Mientras esperemos.

De la boca del pueblo a la urnas

No obstante, hay otro nivel informativo en el cyber espacio. Internet y sus tecnologías como en algunas páginas de Youtube, y otros blogspot especializados, han sido una fuente importante de información. La noticia no la difunde necesariamente un periodista sino un hombre común interesado en la temática.

En el caso de la Asamblea Nacional Constituyente se ha abierto espacios de opinión como en Manabas On line, un blog en el que los visitantes de la página tienen la oportunidad de expresarse en un foro.

Mayor participación, posiblemente, pueda ofrecer Wikocracy que en su encabezado dice claramente. “Aquí pueden añadir o quitar lo que sea necesario, a fin de pulir la Nueva Constitución que va a guiar los ideales del Pueblo Ecuatoriano”

El Acierto

Muchos medios de comunicación tradicionales aportaron con información básica sobre la Asamblea। Por ejemplo, El Comercio aportó con información sobre el método que se utilizará para la repartición de los escaños. En el artículo 5 del estatuto, publicado en todos los medios impresos del país, menciona que se aplicará el método proporcional, que con esa identificación genérica no existe, sino mediante modalidades precisas como son el método D’ Hondt, el Imperiali y otros destinados a garantizar la representación de las minorías.


Otros Enlaces



3 comentarios:

Libardo Buitrago dijo...

Verónica:

Con mucha atención estoy siguiendo lo que ocurre en tu maravilloso país. Te cuento que viví en el edifico Rosanía por espacio de un año, mientras reliacé una Consultoría.

Mi correo es:

lbuitrago@upacifico.cl


Saludos cordiales desde Chile, voy en este minuto a participar en el Foro Económico Mundial. En el inicio del invierno.


Libardo Buitrago

Verónica Mendoza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Guayaquil, 7 de Enero del 2008

Distinguido señor Presidente y Vicepresidente del Ecuador

Soy el Ingeniero Mecànico José Joaquìn Loayza Navarrete, 44 años, ecuatoriano, nacido en Guayaquil, telf. 2280442, y le ruego tome en cuenta estas sugerencias técnicas con el único deseo de lograr la armonía científica y tecnológica que tanta falta le hace al Ecuador.

Ecuador es un país en evolución, y con el paso de los años, ha ido incrementando su capacidad profesional gracias a la excelente formación profesional que las Universidades y Escuelas Politécnicas han logrado implementar, fuerza que luego es canalizada a través de los distintos Colegios de Profesionales que el Ecuador posee y reconoce legalmente.

Pero el Estado sin darse cuenta no ha completado este reconocimiento legal de todos los distintos Colegios de Profesionales, e incluso hay muchos que ni siquiera existen, siendo de vital importancia que empiecen a funcionar inmediatamente.

Uno de estos Colegios es el propio Colegio de Ingenieros Mecánicos, y otro es el Colegio de Ingenieros en Sistemas y Computación.

Yo soy ingeniero mecánico y especializado en el àrea de computación y sistemas, y puedo decirle sin temor a equivocarme, que en todo lo que usted ve y en todos los distintos equipos que nuestra sociedad utiliza hay ingeniería mecánica y hay ingeniería de sistemas.

Por error de conceptos, el Estado equivocadamente dirige sus necesidades y preocupaciones hacia las Escuelas Politécnicas, lo cual es un error tremendo, pues en los Colegios de Ingenieros Mecánicos es donde realmente se encuentra la crema innata científica del Ecuador, y es este gremio al que el Estado debe de recurrir para buscar soluciones científicas a sus problemas. La Universidad es sòlo para formación profesional y aunque posea una gran cantidad de profesores, ellos realmente no estàn en capacidad de dejar sus cátedras y dedicarse a proyectos futuristas en beneficio del Ecuador. Caso diferente ocurre con los Ingenieros Mecánicos graduados quienes estàn a su completa disposición para todo proyecto futurista y para proteger nuestra soberanía científica si así lo requiera.

Con el pasar de los años, el Estado a través de Leyes específicas, incorporaba esta fuerza profesional de los distintos Colegios en bien del Ecuador, pero por alguna extraña razón mas bien conveniente para los grandes empresarios siempre saltaron al Colegio de Ingenieros Mecánicos, y peor aún ni siquiera se ha creado el Colegio de Ingenieros en Sistemas y Computación lo cual ha sido muy conveniente para los Estados Unidos pues no hay ningún organismo que pueda velar por los abusos de precios y la venta de tecnología que fácilmente puede espiar nuestras licitaciones en mega obras.

Es muy necesario que usted SEÑOR PRESIDENTE y SEÑOR VICEPRESIDENTE agiliten la creación de todos los Colegios de Profesionales y los legalicen rápidamente a fin de que sirvan a la comunidad, dada la inmensa fortuna que el Estado ha invertido en ellos, a través de las escuelas, colegios y universidades subsidiados.

El Estado no puede darse el lujo de seguir dejando de lado a su fuerza científica más importante como son los Ingenieros Mecánicos, y los Ingenieros en Sistemas y Computación, que permitiría controlar en beneficio de la sociedad a todo el sector industrial y comercial del Ecuador, e incluso permitiría llevar las nuevas tecnologías en forma más rápida a la comunidad y en especial al sector agrario que está totalmente ESTANCADO.

Como podrá usted constatar y con el deseo de comparar para mi apropiado entendimiento, el Colegio de Ingenieros Eléctricos que si dispone de una Ley de desarrollo y participación, cumple un rol muy importante en la certificación de todo plano relacionado a esta profesiòn que nos permite garantizar su adecuado funcionamiento sin peligros inminentes, además de aportar con sus conocimientos en mejoras del Ecuador.

Caso igual lo tenemos con el Colegio de Ingenieros Civiles y el Colegio de Arquitectos, quienes obligan a la inclusiòn de firmas de profesionales acreditados en todos los planos que se aprueban en el municipio. Y asi todos los demàs Colegios de Contadores, Colegios de Economistas, etc., que cumplen roles importantísimos que la sociedad requiere.

Si estos Colegios no existieran, es posible que usted tendría que dirigirse a las Universidades para solucionar sus miles de problemas científicos, por eso es que usted equivocadamente se dirige a la ESPOL para tratar de hallarle solución a miles de problemas ingenieriles, y no al Colegio de Ingenieros Mecánicos como debe de ser.

Al parecer, todos los Empresarios Industriales intencionalmente han tratado de evitar que el Colegio de Ingenieros Mecánicos ejerza su rol de fiscalizador y protector de los trabajadores y del medio ambiente, y esto sólo nos ha retrazado en nuestra evolución científica con respecto a los demás países del mundo. El propio Ing. León Febres Cordero cuando fue Presidente y a pesar de ser Ingeniero Mecánico no apoyò la ley que permitía al Colegio de Ingenieros Mecánicos ser participe del desarrollo del Ecuador y claro porque él representa ese mismo sector industrial que en nada les conviene esto.

Es muy necesario que exista esta Ley que otorgue responsabilidades a este Gremio de Ingenieros Mecánicos, a fin de atender responsablemente todas las necesidades que su Gobierno exige y requiere.

Como es posible que tras largos años, nadie se haya percatado de este enorme error técnico, y ningún gobierno se hubiese preocupado de incorporar rápidamente a estos Gremios al desarrollo del Ecuador, de allí la gran cantidad de profesionales calificados que han abandonado el Ecuador y que ahora sirven a otros Países que son nuestra propia competencia, es decir hemos pérdido doble, por lo que se gastó y por lo que perdemos por no haberlos incorporado a nuestra fuerza laboral como debió ser.

Existen miles de problemas técnicos que sólo competen al Colegio de Ingenieros Mecánicos y son ellos los llamados a emitir un criterio técnico científico en beneficio de nuestra comunidad que poco conocen de tecnología y sus diseños apropiados, criterios como:

a.- Control de todas las empresas e industrias para que respeten todas las normas de seguridad industrial, que eviten la enorme cantidad de accidentes de trabajos, accidentes que significan las pèrdidas de ojos, manos, brazos, piernas e incluso la vida, todo porque no hay una entidad que se preocupe de emitir los correspondientes certificados de funcionamiento bajo las reglamentaciones internacionales aprobadas en el mundo entero. Esta es una responsabilidad exclusiva del Colegio de Ingenieros Mecánicos, pero por no contar con una Ley que los autoricen no lo hacen. Le aseguro que más del 99 % de las empresas tienen equipos instalados en situaciones peligrosas siendo operados por personal nada protegido, y que solo gracias a la suerte no han volado en pedazos. En la actualidad es el Cuerpo de Bomberos los que emiten estos certificados, y ellos no tienen ni la preparación profesional, ni el conocimiento pertinente para cumplir esta función, es muy posible que para negocios pequeños sus inspecciones sean suficientes pero para una industria hay que saber muy bien sobre estructuras y funcionamientos de equipos, información que sólo un Ingeniero Mecánico posee y que sólo en la Universidad se aprende.

b.- Certificación de una falla de origen, que permita la aplicación de la Ley de Defensa al Consumidor, ya que las concesionarias se dedican a lavarse las manos echándole la culpa a los usuarios en fallas claramente identificadas como de fabricación. Si señor presidente, nuestro pueblo ignorante posee una élite de ingenieros mecánicos que pueden protegerlos y emitir informes técnicos que reduzcan el abuso de los industriales que no reconocen las imperfecciones de sus productos y nos obligan a pagarlos a pesar de que no sirven para nada. La gran mayoría de los accidentes automovilísticos de los carros modernos se deben a fallas de fabricación que no fueron adecuadamente prevenidas por las concesionarias porque no les convenía, sin embargo en el Exterior por fallas más insignificantes les obligan a retirar sus vehículos del mercado hasta que corrijan las fallas en forma totalmente gratuita para el consumidor. A Ecuador ingresa la basura de las industrias extranjeras, porque nuestros Colegios de Ingenieros Mecánicos no poseen una responsabilidad histórica que los obliguen a colaborar como debe ser, y bajo las mismas condiciones como los demás Colegios de Ingenieros.

c. Por falta de las obligaciones legales que deberìa tener el Colegio de Ingenieros Mecánicos, la sociedad incluso el propio Estado ecuatoriano se ve obligado a suplicarle a las Escuelas Politécnicas su colaboración, pero esto es un fatal error, pues el mayor número de ingenieros graduados y con experiencia no están en la Universidad, sino en los Colegios de Ingenieros, y en la Universidad por lo general se concentra la mayor cantidad de estudiantes que no pueden ser emisores de conclusiones técnicas, pues estàn sujetos a errores por falta de experiencia o conocimientos totales que un graduado si posee. No niego que las Escuelas Politécnicas tengan buenos profesores, pero es uno por materia, mientras que los graduados del Colegio de Ingenieros Mecánicos son muchos en cada especialidad, por otro lado no puede la Universidad ser el desacreditador de los mismos profesionales que entregan a la sociedad, y mermen sus posibilidades de empleo y desarrollo profesional. Es un error buscar la solución de un problema en las Universidades, sino que debe ser delegado al Colegio de Ingenieros Mecánicos, quienes deben tener la autorización legal permanente de utilizar los equipos de las Escuelas Politécnicas si fuere necesarios, para ayudar en la solución de un problema que aqueja a toda la sociedad.

d. Las Aduanas, también requieren de la colaboración del Colegio de Ingenieros Mecánicos, existen miles de equipos que ingresan con especificaciones que nada tienen que ver con lo que realmente son, y eso por no contar con la participación profesional del Colegio de Ingenieros Mecánicos, y allí está la mayor evasión tributario al fisco.

e. Las propias concesionarias que en vez de servir al Ecuador que les da trabajo y exclusividad con inmensas utilidades, se han dedicado a engañar a los ecuatorianos e incluso hacerse los ciegos ante fallas de fabricación alegando que es el propio conductor el responsable de ellas, cuando en realidad se tratan de sensores sellados y totalmente nuevos. Sólo el Colegio de Ingenieros Mecánicos está en capacidad de proteger a nuestra sociedad de accidentes fatales que crearían más mutilados y de prevenir el abuso económico y la fuga de divisas en mantenimientos innecesarios por cambio de piezas que realmente están en muy buen estado, como se han reportado cambio de computadoras en vehículos que valen más de 1.500 dólares cuando realmente se encontraban en buen estado. Se dá cuenta Señor Presidente que a pesar de tener a los profesionales apropiados para control el Estado no los utiliza e incluso los deja ir del Ecuador, dejando a nuestro País es la era de piedra y no en la era moderna.

f. El desarrollo de las nuevas tecnologías como son el uso de la Energía Eólica para producir luz, o para subir agua a tanques elevados, el uso de la Energía Solar tanto para producir luz o como para calentar el agua, etc. todo esto requiere de la colaboración técnica científica de los Colegios de Ingenieros Mecánicos. La implementación de los Molinos de Vientos en el sector agrario para aprovechar los pozos y regar a bajo costo, requiere de la participación de los Colegios de Ingenieros Mecánicos. La instalación de secadores de granos para el desarrollo de la agro-industria requiere de los Ingenieros Mecánicos. Realmente el mantener al Colegio de Ingeniero Mecánicos en la oscuridad ha evitado el mejor desarrollo técnico y científico del Ecuador, y esto debe cambiar.

g. Todos los equipos que existen en la Represas del Ecuador, incluso en la propia Empresa Eléctrica son competencia de la Ingeniería Mecánica. En la actualidad hay mucho fraude técnico, y allí está la causa porque una máquina se daña en 3 meses y no en 2 años como deberìa de ser, y sólo un ingeniero mecánico tiene la capacidad de descubrir cual de todas las piezas es la que intencionalmente se ha colocado para que suceda esto. Ecuador confunde mucho lo que es un ingeniero mecánico y su capacidad con lo que es un mecánico de oficio específico de taller. No es lo mismo un enfermero que un cirujano plástico aunque los dos trabajen en el mismo hospital, y esa diferencia debe usted comprender para saber lo que ha pérdido durante TODOS ESTOS AÑOS, por no aprovechar la capacidad de los INGENIEROS MECANICOS DEL ECUADOR.

h. Y así hay miles de razones que deben tomarse en cuenta por la cual deben de crear una ley que exija y obligue también al Colegio de Ingenieros Mecánicos a participar de los controles y mejoras del sector industrial en beneficio de sus trabajadores y evitar tantos accidentes de trabajos por falta de prevención. La mutilación de un miembro destruye al trabajador eficiente que realmente estaba sirviendo a su País, y debemos protegerlos para que las Empresas les brinden todo el apoyo necesario que evite estas mutilaciones. Pero para un empresario sólo es un cambio de personal y eso es algo totalmente estúpido.

SEÑOR PRESIDENTE usted se preguntará porque esta Ley que incorporaba al Colegio de Ingenieros Mecánicos al servicio del Ecuador, y la creación del Colegio de Ingenieros en Sistemas y Computación no existe, y la respuesta es porque NO LES CONVIENE A LOS GRANDES EMPRESARIOS INDUSTRIALES, porque ellos viven del abuso del poder que tienen, porque nunca han hecho o construido nada que proteja a los trabajadores ecuatorianos, al medio ambiente o permita aumentar las utilidades de sus obreros, siempre ellos han mirado por su beneficio económico al más bajo costo y sin importar arriesgar la vida de nuestros compatriotas calificados en vez de instalar medidas de seguridad, creo que el Colegio de Ingenieros Mecánicos estaría saturado de trabajo por los próximos cinco años, comprometiendo a esta fuerza científica laboral en beneficio del Ecuador entero y obligando al sector empresarial industrial a que cumpla con las normas de seguridad que vienen en los propios catálogos de sus equipos importados, e impulsado el avance tecnológico del Ecuador en otras áreas como la SOLAR, o la EÓLICA.

Si la Ley existiera SEÑOR PRESIDENTE, usted tendría el arma legal técnica que necesita para desenmascarar a los industriales y ponerlos contra la pared, y sería la única arma que realmente le permitiría darle un mejor sistema de vida a nuestro pueblo, que trabaja tanto y más que cualquiera.

Sabe usted SEÑOR PRESIDENTE la calidad de profesionales que ha tenido usted entre sus filas laborales, sabía usted que todo lo que usted admira de otros países son DISEÑADOS Y CONSTRUIDOS BAJO LA SUPERVISION DE INGENIEROS MECÁNICOS: Represas, Hidroeléctricas, Rascacielos, Mega puentes, Trasatlánticos, Submarinos, Portaviones, Naves Espaciales, Plantas Nucleares, incluso Microchips, etc. Si señor presidente todo esto pasa por las manos y el conocimiento de los ingenieros mecánicos y son ellos los que los diseñan y deciden de que materiales se harán todas sus millones de partes.

Todos los PRESIDENTES que ha tenido el Ecuador no supieron darse cuenta de lo que tenían, y por eso de todos los ingenieros mecánicos graduados en el Ecuador, sólo el 10 % está trabajando a 1/8 de su verdadera capacidad, y el resto se han ido al exterior o no ejercen por falta de garantías profesionales y el respeto a sus profesiones. Muchos prefirieron irse a Canadá porque allá si los respetan por la importancia de lo que saben y si se sienten útiles al mundo que representan, otros han viajado a Alemania por el avance tecnológico que allá existe.

Señor Presidente en todas los Municipios de España se aprovó una ley que permite a los ciudadanos comprar sus propios generadores eólicos e instalarlos en sus casas de más de 2 pisos y vender la energía obtenida a la comunidad, lo cual se ha convertido en la mejor fuente de financiamiento de un plan de jubilación muy justo y participativo con enorme beneficio ecológico.

Toda la maquinaria que mejoraría el sector agrícola es diseñada por los ingenieros mecánicos y es realmente sencilla. Pero por falta de esta fuerza laboral que ha sido marginada el Ecuador tiene que importarla a costos altísimos.

Este error no ha permitido contar con la colaboración técnico científica para tomar decisiones justas y modernas, por ejemplo y en su propio gobierno, usted castiga con impuestos a los carros de más de 20.000 dólares, cuando en realidad deberìa de castigar a las concesionarias por vender tan caros estos carros que en realidad son muy baratos y de fácil fabricación. Estos mismos carros no deberían de costar más que 8.000 dólares, pues la tecnología que poseen es muy simple y barata, pero que los importadores la vuelven carísima por ser de nuestra generación y abusando de la falta de conocimiento de nuestro pueblo, y eso es muy humillante. La ley que usted implantó, obliga a nuestra sociedad a usar y rehusar vehículos antiguos, los cuales no protegen el medio ambiente y tampoco tienen incorporados mecanismos modernos que eviten accidentes fatales.
Sin darse cuenta, ha favorecido la compra de vehículos de segunda mano, y castiga al que adquiere tecnología de nuestra era. Si hubiera existido el Colegio de Ingenieros Mecánicos como debe ser, usted hubiera contado con un mejor criterio para sus decisiones. Por lo general en los carros modernos hay 3 mini computadoras que hacen casi todo, y estas no deberían de valer más de 400 dólares cada una pues son pequeñitas y con un softwares fácil de hacer que nuestros ingenieros mecánicos becados de Alemania lo hacían en menos de 1 semana, el resto son pequeños dispositivos que los venden carísimos por sabidos, pues hay repuestos que valen casi 700 dólares, cuando su fabricación en Ecuador no pasaría los 15 dólares, y eso solo un ingeniero mecánico lo puede certificar.

Por esto y otras miles de razones no les ha convenido a ninguno de los importadores de carros y maquinaria que el Colegio de Ingenieros Mecánicos tenga la misma responsabilidad que los otros Colegios de Ingenieros del Ecuador.

Le propongo la creación de un Ministerio Científico que se preocupe de crear, coordinar y asignar responsabilidades legales a todos los Colegios de Ingenieros que existen en el Ecuador, de tal manera que todo lo que las Universidades y Escuelas Politécnicas lanzan sea aprovechado inmediatamente y no fugen a servir a otras naciones convirtiéndose en nuestra propia competencia.

Sólo asi usted podrá contar con verdaderos profesionales agrupados que defiendan al Ecuador del abuso extranjero y estén en capacidad de producir lo que sea en caso de que nos marginen las grandes potencias. Hay miles de patentes que las grandes potencias nos han robado, llevándose las copias de las tesis de grados de nuestras propias Universidades siendo patentes exclusivas del Estado, y que en realidad debería ser compartida entre el graduado y el Estado, y en definitiva no existe ninguna entidad dedicada a llevar un seguimiento por robo de patentes y en especial de tesis de grado que permita exigir nuestros derechos ante la comunidad internacional, además es necesario que se agiliten las nuevas patentes que nuestros científicos diseñan pues el tiempo que demoran y su costo ha permitido a los extranjeros interesados y que nada les ha costado educar a nuestros graduados copiarlas y patentarlas primero.

Nota: Estoy a su entera disposición en caso de requerir mayores informes que permitan a mi Ecuador progresar en armonía y reducir la fuga de cerebros. Mi telefono es el 2280442 en Guayaquil Ecuador, y mi celular es el 096297562.

Firma.

Ingeniero Josè Joaquìn Gabriel Loayza Navarrete
Telf. 2280442 Guayaquil Ecuador.
joseloayzan@hotmail.es