lunes, 14 de mayo de 2007

La Magia Drag Queen




Colores extravagantes, labios gruesos y pintarrajeados, cabelleras largas, blondas, cobrizas; lunares a filo de labio, cigarrillo en la mano, sedas y tacones, lentejuelas, purpurina… Una serie de elementos que convergen en la creación del espectáculo drag, o mejor dicho, la cultura drag.

Se trata de la exageración de ciertos rasgos físicos, tanto humanos como animales, que tienen como objetivo conseguir una gran caricatura de carne y hueso y la exteriorización de los lados ocultos de la personalidad. Por ello, en el mundo quien hace la personificación de una mujer y consigue sus rasgos excesivamente femeninos es conocido como drag queen; en tanto que para aquella persona interesada en mostrar en el escenario un hombre valeroso, musculoso, despojándose así de su feminidad natural, recibe el nombre de drag king: El arte drag animal y drag monster se refiere a la interpretación de animales y seres fantásticos correspondientemente.

El tema de la transformación drag adoptó toda una filosofía y cultura a partir de la década de los ochenta con personajes como Divine, la primera drag queen de la historia; una rubia que sobresaltó con su novedad y provocación a una sociedad norteamericana que estaba acostumbrada a las máscaras.

En realidad, esta creación surgió de las minorías sexuales como una forma de resaltar momentos de la vida. Quien vive en el mundo drag se desenvuelve en la creación de nuevas imágenes y formatos de la existencia del ser. Es un tema protestatario con varias ramas de expresión, entre ellas el teatro.

Sobresalto y emoción
El teatro drag critica a la sociedad, a la convivencia diaria, a las etapas de la vida en la comunidad homosexual y su relación con el entorno. Es curioso, en un país donde esta cultura no está muy difundida, existe uno de los pocos grupos que hace teatro drag en el mundo, Dionisios.

Esta agrupación, bajo la dirección de Daniel Moreno, busca nuevas tendencias y códigos en su dramaturgia. La magia y capacidad de transformación son su fuerte. No obstante, saben que otros miran su trabajo como una forma de rebeldía insustancial.

Pero hay que verlo, sentirlo, disfrutarlo, asistir a las tablas teatrales y presenciar el trabajo meticuloso, férreo, sensible de este grupo. Insustancial sería opinar sobre la cultura drag si no se conoce algo de ella.

Y el mundo abre su mente hacia estas tendencias. El teatro drag se expande poco a poco en los continentes. En Miami está ‘La Escuelita’, en Nueva York ‘Fresas’, en España hay barios grupos que se han motivado con ‘Alaska’ y en Japón se realizan obras de cortes clásicos.

El teatro drag abarca una gama cultural muy amplia, los personajes son tan variados como la vida misma. El vestuario, el maquillaje, la danza, las coreografías, el lenguaje… para Moreno, que se formó en la Escuela de Artes Visuales de Madrid, el mostrar su trabajo es una experiencia fascinante. Sin embargo, le ha resultado más sencillo hacerlo en el exterior. “No somos vedettes de cabaret, afirma, somos actores que presentan una obra para llorar y reír; luego de nuestras presentaciones recibimos comentarios como: ‘¡Guaaaaaau!, esto no lo hemos visto antes’”.
De estrella a diva
Una de las obras de teatro de Moreno es precisamente Divas, creada hace tres años y transportada a un mundo imaginario sensitivo, cómico y crudo a la vez. Un mundo en el que Baldomero Bandolín, el dueño de un circo, descubre talentos y forma nuevas estrellas.

Un transgénero Félix protagoniza a la campesina que llega a la ciudad con el sueño de alcanzar fama en el mundo drag. La historia es una montaña rusa de sensaciones.
Divas cuenta las facetas de cualquier ser humano que quiere ser exitoso. Su lado ilusorio, pasional, sus vicios, sus defectos, sus talentos. Al final no importa quién es el personaje, si un hombre, una mujer o una imagen; lo fundamental de Divas está en la capacidad de mostrar el verdadero sentido de vivir. El amor por el trabajo realizado y la fidelidad a uno mismo.

Y de la transformación ¿qué?

Los cincuenta minutos de maquillaje son valiosos para Raymond (Baldomero), dueño de un circo y Daniel (Félix), futura diva: Los segundos pasan y alimentan el cuerpo, la piel; así, la historia finaliza en un estallido de desilusión y éxtasis, en el cual el vestuario sólo es la decoración de dos seres nuevos.

Las luces se apagan, el maquillaje se retira, el vestuario queda en el armario, el personaje descansa en la dimensión de un mundo ilusorio. Con la ropa puesta y los labios pintados, Daniel sólo da una recomendación, “Hay que tener cuidado al interiorizar un personaje; como en cualquier teatro, es necesario apropiarse de la obra, pero no hay que olvidarse de lo que se es en la realidad; existe una línea muy delgada que no se debe pasar”.

Entonces queda claro que ser drag queen no implica necesariamente la homosexualidad, sino el adaptar papeles dramáticos, lúdicos, teatrales a personajes que se atreven a indagar en los lados ocultos de su personalidad. El drag es un mundo en el que prima la connotación artística y que lleva a escena personajes caricaturescos, llenos de sensibilidad y creatividad. Será mejor que usted mismo lo compruebe.

La Ambientación es una cuestión de sentimiento.



Ricardo Plant, bonarense de 67 años, es especialista en arquitectura interior y artes plásticas. Su visión polifacética lo convierte en un compositor de climas. “Hace cuarenta años me dedico a crear imágenes, combino colores, texturas, formas...”, cuenta. Es un diseñador de espacios cuyo objetivo principal está en lograr escenarios únicos.


El mundo de la decoración depende de las sensaciones; para ello, Plant toma en cuenta las necesidades de sus clientes. Entre sus creaciones están numerosos locales, viviendas, empresas, stands, hoteles, restaurantes, exposiciones, proyectos y esbozos de artefactos de iluminación... Diseños coloridos que evocan una sensación diferente en cada persona. “Para mí los restaurantes son espacios emocionales”, nos narra. Mientras hace garabatos en una hoja blanca, se aferra a un carboncillo y sus dedos parecen volar.

Su trabajo depende del sentimiento, no piensa en sus proyectos, sino que los interioriza. De su propia boca nace una definición: “Tengo el oficio, la profesión, los años, y un don que solo viene de arriba”.

Experiencia: “Trabajé mucho dentro de mi país. Hago arquitectura regional y además conozco perfectamente el negocio gastronómico”, afirma.
Sin duda, por su experiencia ha sido contratado en el Ecuador varias veces; actualmente da los toques finales el restaurante Sur, cuyo atractivo principal será la cava de vinos y un asadero de carne único en el país.

Tendencias: Plant utiliza en sus diseños materiales naturales. El quebracho, por ejemplo, es ideal para hacer durmientes. Adora el ladrillo y los colores vibrantes. Los mármoles no son su fuerte, a menos que sean naturales y se asemejen a una piedra. Entre su lista de materiales el plástico está totalmente descartado.

Personalidad: “Todos quienes vivimos en una ciudad de más de diez millones de habitantes tenemos una característica: la autodefensa, que para muchos puede parecer antipatía. Es una consecuencia del desarrollo, la inseguridad, el movimiento... Quienes no viven en un lugar similar no comprenden lo que somos”, afirma sobrio y contundente.

Paladar: Prefiere la comida que tiene más sabor que presentación. Si ambos se complementan, mejor. Cuando alguien le recomienda un restaurante se asegura de su trayectoria gastronómica. Para él la experiencia da el conocimiento.
Secreto: Escucha siempre a sus clientes. Se trata de recibir un pedido, lo que el cliente cree que quiere. Plant tamiza la idea, la pule y muchas veces la destruye. “No siempre es conveniente lo que el cliente pide”, cuenta. Si la idea es buena la refuerza y le da vida.

El proceso: El arquitecto puede tardar hasta un año en ejecutar una obra; el proceso incluye: diseño, permisos legales, construcción, decoración... Todo depende de la envergadura del proyecto. No obstante, es más fácil saber cuánto va a costar una obra nueva que conocer el presupuesto y tiempo invertido en una remodelación.

Recomienda:
• La luz es imprescindible en cualquier espacio. Uso la luz como si fuera un lápiz, con ella hago grandes trazos en mis ambientaciones.
• Es importante que los dueños del restaurante sepan que su negocio es un juego en el que hay reglas para poder ganar. Por ejemplo, los vinos deben estar a la temperatura ideal, pero el espacio debe ayudar a que se cumpla ese requerimiento.
• Lo más difícil es escoger un nombre para cada espacio; sin embargo, es importante que el nombre sea registrable. No tiene que gustarle al dueño sino al cliente.
• La acústica requiere de tecnología e intuición. Para solucionar el problema de los ruidos, la lana de vidrio no es la solución, como muchos lo imaginan. El tratamiento acústico mejorará la facturación de un restaurante o un hotel.
• En un restaurante siempre se debe atender con mucho cariño. Además, se debe ofrecer a la clientela solo lo que se sabe hacer.
• En un restaurante, cada mesa es un mundo. A veces hay un amor, un divorcio, un negocio... Es importante que quien trabaja en un restaurante reconozca esos momentos.

El diseño de ambientes es indispensable para mejorar la calidad de un negocio. Por ello, Plant asegura que gracias a su conocimiento y sensibilidad él transforma el espacio en un lugar único, acogedor, y, sobre todo, rentable.

Su vida es una pintura



Eduardo Kingman,
Loja-Ecuador
1913-1997



Podría empezar este cuadro biográfico con una pincelada de acuarela, un tono ocre le daría fuerza a esta representación y sería la entrada perfecta para describir a un ecuatoriano sensible, nacido en tierra de artistas, y recordado en el corazón entero de este pueblo cálido, diverso y andino; esta recreación tratará de definir a breves rasgos a un valuarte de la plástica ecuatoriana.

Los primeros colores que Eduardo Kingman pintó se plasmaron en sus pupilas, más adelante (a los cuatro años) matizó, coloreó, despertó su instinto en las paredes de su pequeña casa ubicada al norte de Quito, luego las líneas que definían sus dibujos eran plasmadas con el carbón de la cocina.

El marco que mantuvo rígido el óleo de su vida se construyó con los estudios primarios; las aulas de la escuela Normal Juan Montalvo, a la que acudía a pie en compañía de su hermano, fueron su alma mater y en su mente escribió las memorias académicas, matemáticas, gramática, ciencias sociales borroneó con lápiz, crayón, anilinas...

Mancha de tinta china, Kingman dejó el segundo período escolar (Colegio Mejía) para entregarse por completo al arte y la contemplación; fue un lojano y artista de cepa, que olvidó las cifras y problemas algebraicos para estudiar pintura en la Escuela de Bellas Artes de Quito, que se ubicaba en el tradicional sector de la Alameda; Su paleta de colores siguió creciendo, parte de su bagaje plástico lo obtuvo en Venezuela, Perú, Bolivia y Estados Unidos.

Muchos lo reconocen como el creador de un movimiento que no sólo muestra una pintura de calidad sino que grita en la plástica los temas propios y populares. Su tinte, la fuerte expresividad, los colores vivos y la cara de un pueblo; la serranía, personajes que en su espalda llevaban el peso de los bultos de la plaza y los de una sociedad castigada; la maternidad, la niñez, el sufrimiento, la paz... Así Kingman rompió con cualquier lineamiento académico, predominó en su obra la sensibilidad implícita en el arte, hoy sus pinturas nos reflejan sentimientos encontrados, sumisión y victoria.

Técnica, arte y parte


Su propia galería recoge los trabajos más preciados, actualmente su obra se exhibe en la ‘Posada de las Artes Kingman’, casa que de estilo rústico y nueve salas; trabajos de maestros ecuatorianos y extranjeros se distribuyen en estratégicamente en sus entrañas.


Las creaciones de Kingman se realizaron en varias técnicas y temáticas: sus escenarios, cuerpos, sentimientos y conceptos se exponen en óleos, plumillas y acuarelas sin dejar de lado la exquisitez de su escultura.

Parte de la destreza de Kingman contempla la influencia cubista, el muralismo mexicano, el simbolismo... predomina la temática indígena, la representación de manos y paisajes.
Entre sus pinturas destaca la tinta que recrea la ‘Creación de los Planetas’, autorretratos y su empeño de mostrar los horrores de la guerra. Escala de grises en la década de los 30 y 40 (revolución liberal), tiempo en el que se definió como pintor, mientras que la presión materna marcaba su estilo.

Un abanico de colores
La tención social y política de aquel entonces fueron temáticas que no sólo se contemplaron en el país, muchas de sus obras fueron hechas en el extranjero, murales que mostraban el Ecuador, pintados en la feria mundial de Nueva York, obras que fueron adquiridas por el Museo de San Francisco, y se exponen en la ‘gran manzana’ junto a los renombrados artistas de ese tiempo.

Ese matiz evolucionó en la época bohemia de los 50, se ubicó entre los más grandes artistas de Latinoamérica y destacaron sus obras: ‘La Sed’, ‘La Cajonera’ y ‘La Candela’.

El constante aprendizaje determinado por las circunstancias de cada período se quedó estancado en su memoria para proyectarse más adelante en la revelación de un cuadro. Por ello, la década de los 70 fue el tiempo en el que Kingman se guardó en su casa llamada ‘La Posada de la Soledad’, se quedó en una urna, como capullo de mariposa para luego plasmar los colores vibrantes de su metamorfosis.

Datos importantes
Profesor Escuela de Bellas Artes Quito
Director del Museo de Arte Colonial Quito
Secretario de la Escuela de Bellas Artes Quito
Expositor de sus obras en salones nacionales e internacionales
París, Washington, San Francisco, México, Caracas, Bogota.
Representante de las artes visuales ecuatorianas del siglo.
A los 17 años perteneció al grupo ‘Los que se van’ de la ciudad de Guayaquil, donde mantuvo tertulias de tinte político y social.
Miembro fundador de la Casa de la Cultura
Creador de la primera galería de Quito
Director de Patrimonio Cultural del Museo de Arte Colonial

Conservación Ambiental en Galápagos



Introducción


Galápagos fue descubierta en 1535 aproximadamente, desde entonces su riqueza natural ha estado en peligro. En principio los piratas quienes atacaban los puertos, escondían sus tesoros y se abastecían de agua dulce en las islas, estos acabaron con gran cantidad de tortugas y otros animales; luego, en la época republicana cuando Galápagos pasó a manos del Ecuador, el archipiélago fue poblándose lo que, por lógica, alteró el ecosistema.
Importante aporte en contaminación hizo la antigua base de los Estados Unidos en Baltra, los oficiales que habitaban la isla fueron depredadores de flora y fauna, de tal forma que su irresponsabilidad aún se evidencia con el hallazgo de electrodomésticos en el fondo de mar.
Hoy la conservación de las islas es la principal preocupación de quienes aprecian Galápagos, por lo tanto, es importante saber qué se está haciendo y cuál es la obligación de colonos y turistas para mantener este territorio con su propio encanto.
Mucho más que arena

Acampar en la montaña es una forma interesante de descubrir Santa Cruz. Gracias a la cortesía de Red Mangrove Adventure Inn, puede descubrir las alturas de Puerto Ayora. El tour de montaña es un recorrido para visitar la parte alta de las islas donde se encuentran los Cráteres Gemelos, que son depresiones geológicas, además caminar a través de la vegetación nativa plantas y pájaros endémicos.
El recorrido incluye la visita a un túnel iluminado (propiedad de Royal Palm Resort) donde se aprecia la formación de estalactitas, estalagmitas y paredes color de azufre.
Más adelante se visita la zona de campamento, un espacio que se ha convertido en el territorio de libre transición de tortugas silvestres. Por ello Polo Navarro, ha decido no sólo rendirle un homenaje a estos animales que habitaron antes que hombre las islas, sino también observar la evolución de las tortugas en su propia finca.
La cabalgata es otro atractivo, los caballos descienden de un grupo de pura sangre, traídos a la isla por un colono procedente de EEUU, antes de que galápagos se declarara parque nacional.
Actualmente estos caballos han perdido su pureza y se han adaptado al tosco relieve volcánico.
Un poco de agua nunca está mal
Los paseos en el mar con kayaks ofrecen la oportunidad de explorar ensenadas escondidas y nadar con lobos y tortugas marinas, además a seis pies bajo el mar se pueden observar tiburones de aleta blanca.
El recorrido en lancha desde el muelle del The Red Mangrove Adventure Inn hasta La Lobería, colonia de lobos marinos, esto dura aproximadamente diez minutos y el objetivo final es nadar e interrelacionarse con los lobos haciéndoles snorkeling para ver variedades de peces de colores y tortugas marinas.
En el recorrido está el Canal del Amor, un mirador para observar tiburones, luego se visita el muelle de Punta Estrada, para una caminata en la que se pueden observar iguanas marinas que habitan la llamada Playa de lo Perros.
Las grietas también son un atractivo para nativos y visitantes, una formación rocosa que ofrece unos quince metros de altura y aguas profundas para hacer snorkeling. El propósito de este recorrido es disfrutar de las islas respetando a los animales y a la vegetación.
Polo Navarro
Guía y conservacionista
Santa Cruz-Galápagos

Galápagos ha cambiado mucho desde hace treinta años, la población ha aumentado en Santa Cruz que tiene aproximadamente 15.000 habitantes y, en las Islas la cifra de turistas fluctúa entre 80.000 visitantes anuales. Sin embargo, los factores más peligrosos son las especies introducidas, cerdos, chivos, gatos, la mora silvestre, etc. El chivo ha sido el más abundante y ha causado daño a la población de tortugas, por ello los programas que se han aplicado para su erradicación ha sido fuertes y eficaces, con mayor impacto en isla de Santiago y el Volcán Alfredo, en Isabela que tiene la concentración más interesante de las Tortugas Galápagos.
En tema de conservación lo más importante es concienciar a la gente, educar a los jóvenes, que ahora muestran interés y preocupación por el medio ambiente en el que viven, saben que deben respetar a los animales y cuidar la flora endémica.
También los turistas están concientes de las medidas que deben tomar al convivir con animales únicos en su especie y ocupar un espacio privilegiado en el mundo.
Los pescadores están experimentando nuevas formas de subsistencia, como la agricultura en las fincas colonizadas. Lo imprescindible en tema de conservación es que todos quienes trabajan por ella, aúnen esfuerzos. La tendencia es positiva pues el 98% de las islas es Parque Nacional Protegido.
Laboratorio Natural
Graham Watkins
Director Ejecutivo Fundación Charles Darwin
La Fundación Charles Darwin (FCD) involucra a aproximadamente 100 trabajadores, 60 voluntarios, y más de 40 grupos de científicos colaboradores. De los 100 trabajadores, 70 son residentes en Galápagos. También trabajamos con nuestro socio clave el Parque Nacional Galápagos, el Ministerio de Relaciones Exteriores, los Municipios y escuelas locales, además de otras instituciones a nivel nacional. En tema de conservación es necesario que existan en Galápagos instituciones fuertes, gobernabilidad clara, negocios que sean sostenibles a largo plazo, y un cambio cultural a través de la implementación de la reforma educativa integral. Así, las especies invasivas, la contaminación, y sobre explotación de recursos pueden ser controlados y evitados. Hay muchas especies en Galápagos que han sufrido anteriormente las presiones de la intervención humana, incluyendo los galápagos, las iguanas terrestres, los pepinos de mar, y peces como bacalao. Al mismo tiempo, algunas el ecosistema se encuentra amenazado por especies invasivas como el cormorán no volador, el pingüino, el pinzón de manglar, las iguanas terrestres, y los galápagos. Existen entornos muy afectados por los impactos de cambios ocasionados por el ser humano y por los cambios climáticos como las áreas sub-mareales y las partes alta de las islas grandes.
Para contrarrestarlo esto la comunidad también juega un rol importante en el manejo de especies invasivas, pues el presupuesto anual de la FCD es apenas de 4 millones, gran parte de este presupuesto viene de otras fundaciones y donaciones de personas que quieren conservar Galápagos pero viven en otras partes del mundo. Otra fuente importante proviene de otros gobiernos incluyendo EEUU, Gran Bretaña, Unión Europea y Japón. También la FCD maneja una tienda de artículos alusivos a Galápagos, la cual provee fondos para financiar proyectos con estudiantes, y voluntarios de Galápagos.
Reciclaje
Fundación Galápagos

Metropolitan Touring creó en 1998 la Fundación Galápagos, para proveer soporte y financiamiento para la limpieza costera en las islas, recolección - reciclaje de desechos y educación. Así el 40% del total de basura que se genera es reciclada, tomando en cuenta que la característica oceánica de las Islas y la influencia de cinco corrientes marítimas que atraviesan el archipiélago son causa importante de acumulación de desechos en las costas y, obviamente, la acción humana.
La campaña de reciclaje también abarcó una campaña de educación puerta a puerta, promovida por el Gobierno Municipal, hoy la ciudadanía está comprometida y capacitada para depositar los desperdicios en tarros diferenciados.
El centro de acopio y procesamiento de basura es el Parque Ambiental Fabricio Valverde, y para su implementación colaboró en convenio el Parque Nacional y el Municipio de Santa Cruz, además de la significativa ayuda de la Unión Europea.
Proceso
Los desechos orgánicos se convierten en ‘compost’ o abono para las tierras agrícolas de la isla Santa Cruz; En bandas seleccionadoras se separan los desechos de vidrio, plástico, y cartón, luego con máquinas especiales se tritura el plástico y el vidrio. El plástico triturado y el cartón se transportan al continente para la fabricación de nuevos plásticos y papel. el vidrio es materia prima mezclado con cemento para la fabricación de adoquines.
649 toneladas recicladas 2000-2006
21 toneladas de plástico
119 toneladas de vidrio
476 toneladas de cartón
31 toneladas de papel
Y media tonelada de baterías.