sábado, 26 de enero de 2008


Empezar de nuevo,
sin destino y sin tener
un camino cierto que
me eseña a no perder la fe.
Y escapar de este dolor
sin pensar en lo que fue,
cuanto aguanta un corazón
sin el latido de creer.
En lo bello, en la verdad,
en la esperanza del placer amar,
en los sentimientos que se quedan,
sueños que perduran,
y busqué, subí, flipé
entre las alas del amor,
sin distancias y sin recuerdos,
en las arenas de esta soledad.
Presa de un silencio roto,
hijos del amanecer,
que nunca alcazó esa luz
tan confundida y el placer.
Y cierro los ojos
solo para comprender
cuanto aguanta un corazón
sin el latido de creer.
En lo bello, en la verdad,
en la esperanza del placer amar,
en los sentimientos que se quedan,
sueños que perdura,
y busqué, subí, flipé
entre las alas del amor,
sin distancias y sin recuerdos,
en las arenas de esta soledad.(bis).



ESTA PELÍCULA REALMENTE ES MUY BUENA.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

HOLA, NO OLVIDES ESCRIBIR
AL EMAIL
HISTORIAS DEL OJO

Verónica Mendoza dijo...

HOY DESAYUNÉ CON TU ESPOSA... JAJAJA QUE COINCIDENCIA