sábado, 26 de enero de 2008


Empezar de nuevo,
sin destino y sin tener
un camino cierto que
me eseña a no perder la fe.
Y escapar de este dolor
sin pensar en lo que fue,
cuanto aguanta un corazón
sin el latido de creer.
En lo bello, en la verdad,
en la esperanza del placer amar,
en los sentimientos que se quedan,
sueños que perduran,
y busqué, subí, flipé
entre las alas del amor,
sin distancias y sin recuerdos,
en las arenas de esta soledad.
Presa de un silencio roto,
hijos del amanecer,
que nunca alcazó esa luz
tan confundida y el placer.
Y cierro los ojos
solo para comprender
cuanto aguanta un corazón
sin el latido de creer.
En lo bello, en la verdad,
en la esperanza del placer amar,
en los sentimientos que se quedan,
sueños que perdura,
y busqué, subí, flipé
entre las alas del amor,
sin distancias y sin recuerdos,
en las arenas de esta soledad.(bis).



ESTA PELÍCULA REALMENTE ES MUY BUENA.

Sinfonía por la Vida







Pude escuchar las notas más dulces. La Orquesta de Música para Niños Especiales SINAMUNE logró arrancarme un par de lágrimas. La inocencia de los niños que levantan sus manos agradeciendo los aplausos de todo un auditorio conmovido por el arte que brota de las manos,los labios y el ritmo de estos niños y jóvenes con capacidades especiales, me han estremecido.
Esta orquesta inauguró el Programa Sinfonía por la vida, que gracias a la iniciativa del Infa, el Estado y representantes de los diferentes sectores privados, sociales tiene la posibilidad de crecer y ayudar a que más jóvenes y niños, que han sido desplazados de alguna manera de la sociedad, tengan acceso al arte, a la alegría, a la música....

Una propuesta de inclusión social que espero tenga todo el éxito que merece...
SINAMUNE
Queda en mi memoria la danza de otavaleñas al sonido de un San Juan, queda en la retina de mis ojos y en mis bellos erizados la dulzura de los pasos de estas niñas, que con paraguas en la mano, vestidos estilo colonial y maquillaje que no oculta el brillo de su rostro, bailaron el chulla quiteño.


Hermosa Presentación...

Aquí tienen la foto captada en medio de un cóctel multitidinario, logré reunir a María del Carmen Araujo, Directora del Programa Sinfonía por la Vida, Augusta Bustamante, Directora de la Unidad de Responsabilidad Social Diners Club; Doctor Lenin Moreno, Vicepresidente de la República del Ecuador y el maestro Patricio Aizaga, Presidente Fundación de la Orquesta Sinfónica Juvenil del Ecuador (FOSJE).




Por cierto, las palabras del señor Lenín Moreno siempre son reconfortantes...