martes, 18 de agosto de 2009

Andar todos los días en mi vida es un acto sensitvo...



Camino a donde me lleva la piel, a donde mis ojos perciben la belleza, donde los olores llenan mi cerebro y los bellos se me erizan. Camino todos los días sin saber a dónde, aunque mi ansiedad por ahora quiera dirigirme hacia ti.
Ayer caminaba y te encontré, te tuve, te sentí, te encontré… Hoy no sé a donde vaya y si mañana mis sentidos se llenarán de ti como ayer.