martes, 2 de octubre de 2012

La brecha digital como sinónimo de brecha social



En términos sencillos la brecha digital es aquella desigualdad entre la población para acceder a servicios de tecnología e información. Este concepto está directamente ligado la infraestructura sin embargo muchos vinculan erróneamente el tema a la conectividad.
Esto es el resultado de la evolución de las sociedades y la tecnología.  En un principio la marcada brecha empezó en la década de los 90`s cuando los desarrolladores de nuevas tecnologías se convirtieron en una potencia casi inalcanzable.
 Ahora bien,  hoy en día la brecha digital puede extenderse o disminuirse, en gran parte, por las políticas gubernamentales de cada nación, a nivel macro y por el poder adquisitivo de cada persona, a nivel micro.
¿Por qué? La  apertura de un gobierno o su negación por las tecnologías de la información (Tic`s) incide en cuanto el acceso que  un ciudadano común puede tener a la tecnología. Impuestos menores para adquirir aparatos tecnológicos, software, costos reducidos en telefonía celular, educación vanguardista que brinda cercanía a los estudiantes a nuevos métodos de aprendizaje, etc.
En cuanto a poder adquisitivo y según un estudio de la Asociación de Empresas de Telecomunicaciones Andinas en Ecuador de 100 personas solo 6.5 poseen un computador, mientras que Perú  alcanza el 10% y Venezuela el 9%.
Para reducir la brecha digital hay que valorar el desarrollo de tres elementos: Infraestructura, capacitación y uso de recursos y es justamente la infraestructura el elemento principal que hay que desarrollar para disminuir la brecha y la educación también incide mayoritariamente.
El grupo de analfabetos necesariamente se encuentran a mil años luz de acceder a la información y a la tecnología, adicionalmente, aquellos que no hablan inglés también se encuentran relegados, gran parte de la información en la red está en inglés.
Hablar de brecha, entonces, es hablar de desigualdad, está claro que quién accede a la información y a la tecnología tienen a su alcance mayores posibilidades de mejorar su calidad de vida. Podrá acceder por ejemplo a estudios Universitarios o Posgrados en línea, extender su grupo de amigos a cualquier país del mundo, pagar sus servicios básicos en la red, etc.
El reto está entonces en generar nuevas políticas que faciliten en primera instancia el derecho a la educación, y que ese derecho se cumpla, en segunda instancia que las normativas faciliten el acceso a nuevas tecnologías, contar con una infraestructura adecuada y por su puesto mucha conciencia social.
Fuentes:
Fuente gráfico de países: Fuente: