martes, 2 de octubre de 2012

Las auroras: espectáculos naturales de luz



Uno de los espectáculos naturales más hermosos son las luces del norte y del sur o también conocidas como aurora boreal del norte y aurora austral del sur. 
La aurora boreal del norte se reconoce como una luz difusa que se proyecta en la ionosfera terrestre, compuesta de partículas protónicas que difunden el color. Este fenómeno se denomina boreal porque ocurre en el hemisferio norte de la Tierra ya que existe un fenómeno similar que ocurre en el hemisferio sur y es la llamada aurora austral.
Pero exactamente ¿qué son estas auroras? El fenómeno se explica como una gama de colores diversos que dependerán de la oblicuidad (inclinación) del choque de las partículas solares con los polos.
Los rayos solares todo el tiempo emiten partículas, muchas de ellas llegan a la Tierra atravesando la atmósfera, no obstante, otras no lograr cruzar el campo magnético del planeta. Las partículas que se vieron afectadas por el campo magnético se cargarán de forma positiva o negativa y de acuerdo a esa carga tomarán distinta dirección: cuando las partículas llegan a los polos y chocan con la magnetosfera producirán este fenómeno de luz que conocemos como aurora.
Hasta el año pasado se creía que este fenómeno se producía exactamente en el hemisferio norte y en el sur, como si fuera un espejo, sin embargo los estudiosos Nikolai Østgaard y Karl Magnus Laundal de la Universidad de Bergen en Noruega, informaron en la revista Nature de que hay diferencias entre los fenómenos.
Los estudios afirman que se ven intensas manchas al amanecer en el verano del Hemisferio Norte, y al anochecer en el invierno del Hemisferio Sur. “La asimetría se interpreta en términos de corrientes inter-hemisféricas relacionadas con las estaciones, las cuales se habían predicho pero aún no se habían observado”.
La Tierra no es el único planeta que cuenta con estos fénomenos, las imágenes recientes de la sonda Galileo, en órbita alrededor de Júpiter, muestran claramente enormes auroras muchas veces del tamaño de la Tierra, que tienen lugar en la alta atmósfera joviana.
La tecnología es cada vez más accesible
Si el común de los mortales quiere disfrutar de este fenómeno de luz se dice que en el mercado una de las mejores opciones es la cámara PMW-EX1 de Sony, tomando en cuenta que para divisar las auroras se ha que procurar escasa luz y se tendrá que enfrentar bajar temperaturas; se necesitaría una cámara con gran sensibilidad y de características robustas.
La PMW-EX1  es una de las cámaras HD con más sensibilidad del mercado; se trata de una cámara HD de estado sólido que graba en tarjetas de memoria SxS, por lo que la baja temperatura no sería un problema; además de que es muy pequeña y ligera.