martes, 2 de octubre de 2012

Seguridad en las redes sociales


Cuando hablamos de seguridad en la red se nos viene a la cabeza sobre qué tan fácil es que los archivos que enviamos solo lleguen a los destinatarios que hemos elegido, o si nuestro correo electrónico es vulnerable a las manos de algún hacker que venda información o que simplemente quiera boicotearnos un poco la vida.


Pero hoy es más fácil que cualquier persona cause algunos inconvenientes simplemente al tener acceso a la información que dejamos en las redes. Incluso al abrir una nueva cuenta en cualquiera de las opciones que hoy existen como redes sociales estamos alimentando una gran base de datos que después puede ser usada en el perjuicio del nuevo usuario o en el beneficio del administrador de un espacio.
El mundo de la red ha crecido tanto que hoy prácticamente se ha convertido en el espacio preferido un gran número de habitantes del mundo, bloqueando incluso la vida social frente a frente y llevándola al ciberespacio. Las redes como Facebook, Twiter, My Space y muchas otras pasan a ser incluso la vida misma de sus usuarios.
Facebook es la red más usada a nivel mundial pero brinda opciones para que un perfil sea más seguro si es que así se desea. En la red se comparten fotos, datos personales, lugares que frecuentados, se anuncia dónde, a que hora y con quién se realizará una actividad, dejando en manos de cualquiera esa información que puede en algún momento convertirse en una referencia peligrosa.
Principalmente esta práctica se torna delicada para el grupo más  vulnerable en la sociedad, los niños y adolescentes que no cuentan con la madurez necesaria para discernir si lo que están publicando es oportuno o no y sus posibles consecuencias.

La pérdida de privacidad puede ocasionar rupturas amorosas, problemas laborales, en algunos casos las redes han sido una herramienta para que maleantes como secuestradores sondeen a una posible víctima a través de sus publicaciones y consumen su fechoría.
Por ello es importante tomar algunas medidas, las redes sociales ofrecen un sinnúmero de opciones para blindar un espacio, como bloquear a contactos, restringir el acceso a un grupo seleccionado de amigos, etc. Lo importante es educar sobre la necesidad de mantener protocolos para compartir la información y hacer conciencia sobre las ventajas y desventajas del gran mundo de la red.
Otra de las recomendaciones es dejar de lado los dispositivos de localización geográfica, no usar el nombre real con nombre y apellido, no compartir números de teléfono, dirección del domicilio, entre varias recomendaciones más que según la Agencia europea de seguridad en las redes, han sido definidas como las reglas de oro para llevar bien tus actividades en el ciberespacio.
Algunos enlaces didácticos sobre las problemáticas de una red social mal usada