jueves, 25 de julio de 2013

EMSA alcanza un millón de horas de cero accidentes



·        EMSA, Empresa de Exploraciones Mineras Andina, filial de la chilena Codelco, fue reconocida por mantener un elevado nivel de seguridad para las labores diarias de sus trabajadores

·        La empresa aplica  sus buenas prácticas de seguridad en sus actividades de exploraciones en Brasil,  Colombia y Ecuador

 


Santiago,  julio de 2013; La Empresa de Exploraciones Mineras Andina, (EMSA), filial de Codelco, recibió un reconocimiento de la Mutual de Seguridad C.CH.C, por el cumplimiento de un millón de horas hombres sin accidentes laborales.

Este récord refleja el compromiso que la empresa mantiene para conservar altos niveles de seguridad en sus trabajos de exploraciones de sus técnicos.

Víctor Manzano, gerente general  (S) de EMSA en Calama, empresa líder en exploraciones mineras, recibió este  reconocimiento por sus altos niveles de seguridad dentro de la  industria minera. “Estamos muy contentos de seguir sumando diariamente horas sin reportar accidentes desde la formación de la empresa en 2004”, afirmó.

Este logro, además, es un reflejo del compromiso que sus profesionales y técnicos mantienen con la empresa y con el cumplimiento de sus normas y tareas.

Para Jorge Camacho Vidakovic,  presidente del directorio de exploraciones mineras y gerente de exploraciones  de Codelco – Chile e Internacional, manifestó como primordial el mantener a esta empresa libre de cualquier fatalidad, ya que es un hecho que da cuenta de porqué Codelco y sus filiales a nivel nacional e internacional se mantienen como líderes en el sector minero.  

Adicionalmente, EMSA está certificada con las normas internacionales ISO 140001 y OHSAS 18001, comprometiéndose a un trabajo de exploraciones con altos estándares de  seguridad y cuidado del medio ambiente, que se replican en sus operaciones de Brasil, Colombia y Ecuador. 

Entre los descubrimientos de nuevos yacimientos de EMSA SA: Gabriela Mistral, Quetena, La Americana, Inca de Oro y Casualidad.

martes, 23 de julio de 2013

América Latina aumentó alarmante sus índices de cáncer





 
 
Informe por Consejo Asesor Científico de la Fundación Avon

 


 
  • América Latina centra su inversión en enfermedades transmisibles pero no en el cáncer.
  • 1,7 millones personas serán diagnosticadas de cáncer en América Latina en 2030.
  • La proporción de personas que mueren de cáncer en América Latina es casi el doble que la de EE UU.
  • La mortalidad tiende a aumentar porque los casos no son diagnosticados hasta estar en etapa avanzada.

 

 

Quito, julio de 2013 – El Doctor Paul Goss, Presidente de la Junta de Asesoría Científica de la Fundación Avon y especialista del Hospital General de Massachusetts, realizó un informe sobre la impresionante situación del control del cáncer en América Latina y las Islas del Caribe, el cual fue publicado recientemente en The Lancet Oncology. 

Este documento revela que América Latina se enfrenta a una creciente epidemia de cáncer si la situación actual continua siendo la misma, al no tomar medidas oportunas para prevenir el cáncer, mejorar los sistemas de salud y acceso a la atención médica vital, así como el tratamiento a todo tipo de población. Además de generar consecuencias humanas, esta problemática también tendrá notables efectos al provocar un riesgo económico porque la región no está bien equipada para enfrentar la incidencia de cáncer ni las tasas de mortalidad. 

De acuerdo con Goss, una de las causas más precisas para aumentar el número de casos, es que "los países en América Latina han centrado su inversión en salud, especialmente en tratamientos a enfermedades infecciosas, mientras que el gasto en enfermedades no transmisibles, como es el cáncer, no ha seguido el mismo ritmo”. En cuanto a la mortalidad, también tienden a aumentar debido a que muchas personas no son diagnosticadas de cáncer a tiempo hasta que la enfermedad ya está en una etapa avanzada. 

Según este informe, la incidencia global de cáncer en América Latina se estima en 163 casos por cada 100.000 habitantes, una tasa considerablemente menor que en los EE UU o en Europa. Sin embargo, la proporción de personas que mueren de cáncer en América Latina es casi el doble que la proporción en los EE UU, con alrededor de 13 muertes por cada 22 casos de cáncer en América Latina, en comparación con alrededor de 13 muertes por cada 37 casos de cáncer de los EE UU, y aproximadamente 13 muertes por cada 30 casos de cáncer en Europa.  

Así mismo, el informe calcula que en 2030, 1,7 millones de casos de cáncer serán diagnosticados en América Latina y el Caribe, registrando un millón de muertes por cáncer cada año. El costo total del cáncer para los países de América Latina (incluyendo costos del tratamiento y medicina, así como el costo para las empresas y la economía de las vidas prematuramente truncadas por el cáncer) es actualmente de alrededor de US $4 mil millones por año. Estos costos aumentarán considerablemente si los gobiernos no toman ahora una acción coordinada para detener el creciente impacto del cáncer en la región.
 
Paul Goss, Presidente del Consejo Científico Asesor de la Fundación Avon y Director de Investigación del Cáncer de mama en el Hospital General de Massachusetts, concluye que a pesar de que Latinoamérica ha avanzado en cuanto a programas de prevención y educación médica, ésta debe mejorarse porque es insuficiente el número de especialistas que reciben capacitación. Por tal razón, hace un llamado a actuar rápidamente en formación médica para presentar los diagnósticos a tiempo y avanzar en cuanto a detección temprana para controlar la situación.