domingo, 27 de octubre de 2013

CORREA: "UNA EMPRESA DE LAS FF.AA. COLABORÓ CON CHEVRON"

Una empresa perteneciente a las Fuerzas Armadas ecuatorianas prestó servicios de seguridad e inteligencia a la petrolera Chevron, a través de un contrato firmado en 2003, y para cuyo trabajo se utilizaron fondos públicos, denunció ayer el presidente de la República, Rafael Correa, durante su acostumbrado enlace sabatino. Mencionó que Sepriv, una compañía que fue administrada por las FF.AA., formalizó ese compromiso en el gobierno de Lucio Gutiérrez. La contratista habría recibido el pago de unos 3 millones de dólares. Según Correa, el contrato benefició a Chevron con la construcción de una residencia dentro de una base militar en la Amazonía, para lo cual se usaron recursos estatales. Esto, puntualizó el mandatario, trasgrede leyes nacionales que prohíben una instalación privada dentro de un campamento militar. Tras calificar como "gravísimo" el hecho, exigió una explicación de las Fuerzas Armadas. Dijo que enviará la información a la Asamblea Nacional y a la Contraloría General del Estado, ya que -según afirmó- hay presunción del delito de peculado. En otro tema, Correa planteó la necesidad de hacer reformas constitucionales y legales para unificar el sistema laboral del sector público, a fin de poner límites en los montos de las indemnizaciones. Los empleados públicos se rigen laboralmente por la Ley Orgánica del Servicio Público (Losep) y el Código del Trabajo. La existencia de este último es un anacronismo y debería desaparecer, según Correa.