martes, 31 de marzo de 2015

Portafolio paisajes Ecuador

Una pequeña muestra desde el lente convencional de una viajera que ama vivir entre montañas.
 
 
 
 

Volcán Cotopaxi


Quito desde el Itchimbía


Volcán Cotopaxi vista desde la Av. Simón Bolivar


Luna Quiteña



Cielo y cordón montañoso Valle de los Chillos Quito


 
 Vocán Cayambe



Quito- Faldas del volcán Pichincha Iglesia de la Basílica del Voto Nacional


Volcán Imbabra una de las pocas veces que lo vi nevado y el Lago San Pablo.


Volcán Imbabura vista desde San Pablo del Lago.


Panamericana Norte- De fondo Volcán Cayambe - Ecuador

SIN EL NO HAY BODA


La boda es uno de los acontecimientos más importantes, especialmente para la mujer, que en la mayoría de los casos imagina como un cuento de hadas aquel día que vestirá de blanco y dirá: Sí acepto.

La llegada de ese príncipe azul para muchas es rápida, inesperada y sin más ni más yacen frente  a un altar jurando a alguien amor eterno. Para otras la espera es más larga e incluso tortuosa, entregan su vida a relaciones de varios años que nunca llegaron a un “puede besar a la novia”.

La soñadora más reciente que conozco tuvo 13 años de relación antes de llegar al matrimonio, hubo de todo, enamoramiento, alegrías, decepción, ruptura y un retorno inesperado que pudo continuar por 13 años más, si es que no ponía sobre el tapete la clásica frase “a dónde va esta relación”, que cobraba mayor potencia con un concluyente “no quiero perder más el tiempo”.

Esa frase casi mágica para los fines de la futura esposa y abrumadora para el futuro conyugue fue determinante para que esa historia concluyera en un vivieron felices para siempre.

En este caso se efectuó una boda con todos los detalles: vestido, pastel, dama de amor y baile hasta el amanecer  y, aunque el ultimátum llegó, sin el compromiso del novio la boda no se abría realizado.

Lo frecuente es que la mujer espera con ansias aquella interrogante “te casarías conmigo” y más bien ellos lo postergan para cumplir metas previas, estudios, viajes, el desarrollo de una empresa, etc.

Según el gremio masculino para dar un paso así de grande necesitan de un empujoncito. La decisión no es tan sencilla y verse vestido de pingüino en una ceremonia no les quitará todos los cuidados, caricias y beneficios que gozan en su vida prematrimonial.

¿Para qué darle un nombre a esto que ya tenemos? ¿Por qué necesitas decir frente muchas personas que me amas?, ¿Crees que cambiaría en algo nuestra relación si nos casamos?...  definitivamente, para nosotras es distinto y el formalizar aquella relación que entre sábanas tibias ya se ha consumado significa el inicio de una nueva aventura: el hogar.

CINCO RAZONES PARA DECIR SÍ ACEPTO

El sí acepto debe estar respaldado de un check list al cien por ciento  afirmativo. Se lleva el premio:
1. El hombre  cariñoso,

2. Con personalidad,

3. Que sepa escuchar

4. Generoso o que le guste compartir.

5. y ayuda mucho que tenga estabilidad laboral y económica

¡Ya lo dice el clásico adagio popular, cuando el hambre entra por la puerta el amor sale por la ventana¡